Inicio

Estadísticas

Curiosidades

Galería de fotos

Links

Agradecimientos

Contacto

 

 

 

 

 


< NOTAS

El ascenso a Primera división

Todos se preguntaban si Belgrano podía ser el candidato, después del impacto de la derrota ante Talleres. Nadie dudaba en responder, menos aún los jugadores.

"En Alberdi, los hinchas celestes deben estar tranquilos. Nosotros somos invencibles como locales, y afuera, en condición de visitantes, somos Belgrano. No existe en la divisional, un equipo con más historia que este club y dentro de los otros planteles, jugadores con el honor y el compromiso que tenemos nosotros de no defraudar a nuestros seguidores. Córdoba este año, tendrá dos equipos en primera", sentenciaba Artime.

El Luifa sabía que de acuerdo al rival y al esquema de trabajo, podía ser titular o no. El 8 de julio, arrancó con la camiseta número nueve en la espalda. Puso ganas, corrió y creó algunas situaciones, pero cuando la prioridad fue mantener el empate en un gol ante Banfield, debió dejar su lugar a otro símbolo del plantel, el uruguayo Luis Ernesto Sosa.

En la revancha, el entrenador entendió que la obligación y la necesidad eran del visitante. Por ello, Sosa reemplazó a Artime. Pero cuando Belgrano debió asegurar la victoria, el entrenador llevó a cabo lo hablado tácticamente. Su decisión fue la correcta. El Luifa, aportó toda la fuerza en los últimos veinticinco minutos.

"Si el técnico entiende que debo ser suplente y le reditúo así cuando entro, no tengo problemas de estar en el banco", le dijo a un periodista de campo. Y "el Luifa" cumplió. A tres minutos del final, con un derechazo bajo y cruzado, tras proteger el balón y engañar a sus marcadores, con un giro completo, Artime venció a Rubén Areso, para marcar el gol de la clasificación. A otra cosa, Belgrano ya tenía su segunda oportunidad.

"Confié en el equipo por completo. Se dio el partido esperado, más allá de que la gente estaba angustiada, pero hice el gol y aseguramos la clasificación. Había que pasar a Banfield y después esperar cualquier rival. Será Aldosivi. Ojo con ellos. Tiene un plantel experimentado y un técnico que sabe más que todos nosotros juntos. Superamos una nueva etapa para estar más cerca de primera. Se lo quiero dedicar a la gente. Es una mención especial para ellos, porque hoy se jugaba la final de la Copa del Mundo, entre Francia y Brasil, y ellos decidieron estar en esta final. Hoy no levantamos la Copa , pero le levantamos el corazón y le dimos la posibilidad de soñar nuevamente con el ascenso. Que la hinchada esté tranquila. Haremos lo imposible por volver a Primera División, porque además de los grandes, jugaremos nuevamente el clásico con Talleres, para poner las cosas en su lugar ", afirmaba "el Luifa".

El ídolo máximo de Belgrano acompañó a Cristian Carnero, como delantero en ambas finales, pero debió dejar su lugar, cuando promediaba la etapa final, al volante Horacio García.

En Mar del Plata, la historia volvió a repetirse. Empate en un gol. En Córdoba, los simpatizantes ganaron la calle y comenzaron a preparar la fiesta. El partido final fue el domingo 19 de julio de 1998. Para "el Luifa" fue una fecha y un momento histórico. Una vez consumada la victoria por tres a uno, el goleador hizo oír nuevamente su voz.

"Fue esta la coronación a un año de trabajo durísimo. Con mucho laburo. Un año donde viví momentos gratos y otros no tanto. Donde jugué y debí esperar una oportunidad. Un año, donde la vida me dio lo más hermoso, mi hijo Iván y para completar las alegrías, el ascenso con Belgrano. Por eso y por la alegría de la gente estoy muy feliz.

Este ascenso es para esta Comisión Directiva que me bancó y nos bancó a muerte. Este ascenso es para ellos, para la gente y para los jugadores. Entre esas tres partes, logramos el regreso a Primera División. Cuando se hacen bien las cosas, podemos vivir momentos como este. Hoy no hicimos mucho con Carnero. Aporté la habilitación para su gol y nada más. Fue Aldosivi un difícil y digno rival. Claro, muchos hablarán de una posible infracción en el gol, pero si años atrás, Maradona hizo un gol con la mano en un Mundial, como 'el Luifa' no va a tener derecho a poner el lomo para llevarse la pelota, si dejo mi alma por este club.

Hoy le dimos la alegría más grande a la gente, de eso estoy seguro. No se olviden que no ascendimos contra Talleres, sólo por un penal, después de haber ganado una final, así que ellos deben cuidarse porque ahora lo vamos a enganchar.

Pero más allá de esta alegría, le dedico el ascenso a la familia celeste que nos siguió en Banfield, el día de la final de la Copa del Mundo, colmó 'el Gigante' de Alberdi y después, a nuestras familias, que son las que sufren. A mi esposa, a mi hijo y a mi viejo, que seguro que hoy se comió todas las uñas en la platea.

Ahora festejamos, pero dentro de un rato estaremos en Alberdi, festejando en nuestra cancha, porque la emoción de dar la vuelta con nuestra gente es lo más grande que nos puede pasar. Estoy seguro que vamos a festejar mucho", exclamaba un eufórico Artime.


< NOTAS

 

 

 
Luis Fabián Artime - Copyright © 2007 - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Estudio DCC