Inicio

Estadísticas

Curiosidades

Galería de fotos

Links

Agradecimientos

Contacto

 

 

 

 

 


< NOTAS

Su llegada a Independiente

El 15 de agosto de 1989, "el Luifa" daría su primer paso importante en su carrera profesional. Después de jugar en Ferro Carril Oeste durante cuatro temporadas, se transformó en jugador rojo, luego de cerrar una compleja operación, desechando así, ofrecimientos de Suiza, España y de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

El delantero apoyado por un grupo de empresarios, adquirió su pase a la entidad verdolaga en noventa mil dólares. En condición de libre, en la sede de Avellaneda, el presidente Pedro Iso y los directivos Atilio Rubén Di Pace, Roberto Callisti y Claudio Espósito acordaron con su padre Luis Artime y Daniel Onega, el ingreso a Independiente.

El centrodelantero firmó su contrato, en el que además de recibir sueldos, premios y prima, se estableció que en caso de una futura transferencia, percibirá el importe total de su pase (noventa mil dólares) más el cincuenta por ciento de la operación. Se inscribía así, un nuevo capítulo en la historia profesional de Luis Fabián Artime, que lograba cumplir su gran sueño.

"En Ferro no tuve oportunidades. El sistema de juego no me ayudaba demasiado. Ahora estoy muy contento porque voy a jugar en un equipo, que ha mostrado el mejor fútbol en los últimos tiempos, y junto a jugadores de la categoría de Bochini, Giusti e Insúa, entre otros. Me integro como uno más del plantel y esperaré el turno. Tenemos que jugar el campeonato, la Supercopa y la Copa Libertadores. Entre tantos partidos, estoy seguro de que tendré mi oportunidad", comentaba el goleador.

Con esta transferencia, "el Luifa" tenía la inmejorable oportunidad de luchar por la camiseta número nueve. La misma que veintitrés años antes lució su padre y que le permitió jugar luego en Uruguay y Brasil. El pase tenía un significado especial para el joven delantero, pero también para su progenitor.

"Independiente fue un paso importante en mi carrera. Llegué en un momento en el que creía que por una lesión no podía jugar más al fútbol. Pero el técnico Faldutti y los directivos Sande, Grondona, Epelboim e Iso, confiaron en mí y me compraron por veinticuatro millones de pesos", recordba don Luis.

Artime fue uno de los grandes goleadores que dio el fútbol argentino. En las dos temporadas que jugó para los "diablos rojos" convirtió veintitrés y veintiún tantos, resultando el artillero del campeonato en ambas ocasiones. En Argentina logró 165 goles que sumados a los anotados en la selección nacional, en Uruguay y Brasil, le darían con 297, el título de máximo goleador de nuestro fútbol profesional.

< NOTAS

 

 

 
Luis Fabián Artime - Copyright © 2007 - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Estudio DCC