Inicio

Estadísticas

Curiosidades

Galería de fotos

Links

Agradecimientos

Contacto

 

 

 

 

 


< NOTAS

El "Luifa" a puro gol

Belgrano recuperó a un gran goleador del fútbol argentino. Ese era el comentario generalizado de los medios periodísticos capitalinos, que por vez primera, ponían su atención en la campaña del goleador celeste.

Llamó la atención que "el Luifa" consiguiera en Córdoba, lo que en Capital Federal se le negó. Muchos comenzaron a recordar aquella expresión del goleador, cuando se alejó de Independiente: "se van a arrepentir".

Para Luis Fabián Artime, los arqueros son los enemigos número uno de los delanteros. Nacieron para complicarnos, para hacernos la vida imposible, pero no hay que dejarlos, porque si ellos atajan bien, nos dejan sin trabajo a nosotros. Otra definición importante del goleador, que demostró ser eficaz a la hora de repasar sus conquistas.

En la última parte del año, su efectividad fue notoria. Venció al arquero de Huracán Manuel Serrano, ex compañero en los primeros meses de Belgrano, para iniciar una serie espectacular que prosiguió en Rosario, ante Newell's. A decir verdad, siempre Scoponi le tenía respeto cuando lo enfrentaba. Algo similar a lo vivido por Pedro Catalano, el golero del Deportivo Español. No era para menos, Norberto fue otro de los preferidos por "el Luifa" a la hora de vulnerarlos.

Pero dentro de esa serie de diez goles anotados en el campeonato Clausura 1992, los más festejados fueron los señalados a Velázquez, arquero de Independiente. El "Luifa" se lo hacía notar a los simpatizantes rojos. Cada gol, contenía una especie de revancha personal. Su festejo era prolongado y tenía una cierta dedicatoria. Claro, nunca pudieron olvidar el paso de su padre Luis, el gran goleador, y exigieron de la misma manera al "Luifa" que vivió entre lesiones y marginaciones, el ingrato sabor de la falta de oportunidades.

El simpatizante de la popular lo comprendió, pero en su momento el plateísta no lo contempló. El "Luifa" devolvió gentilezas, la tarde del 13 de diciembre de 1992. Fueron dos goles, que además, sirvieron para festejar por adelantado su cumpleaños.

La temporada finalizaba y Belgrano emprendía con más ambiciones el receso, de cara a sus nuevos compromisos. A pesar de ello, el fútbol de Córdoba vivía una de sus crisis más importantes.

"Los inconvenientes que se viven en los clubes no te dejan trabajar tranquilo y se hace muy difícil competir. Uno juega, no cobra y encima el club día a día se endeuda un poquito más. Muchos no ven este problema, se quedan con la imagen de una victoria que sin dudas, es importante, pero es hora que todos trabajen por el bien de Belgrano y del fútbol cordobés. De lo contrario, con el paso del tiempo, lamentablemente, la crisis deportiva e institucional llegará a todos", remarcaba "el Luifa".


< NOTAS

 

 

 
Luis Fabián Artime - Copyright © 2007 - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Estudio DCC